Pueblo: YÉSERO


La existencia de Yésero está documentada en el siglo X, pero su máximo esplendor lo alcanzó en época bajomedieval, a finales del siglo XV, cuando fue la población más importante de la Val de Gavín.

Está situado a 1.132 metros de altitud, limitado al norte por la sierra Tendeñera, al este por el puerto de Cotefablo y al sur por el monte Erata, y rodeado de un privilegiado patrimonio natural de bosques, praderas, cumbres y barrancos.

Como corresponde a una sociedad típicamente montañesa, los recursos agrícolas y ganaderos han constituido su base económica hasta fechas aún recientes. Tampoco han faltado trabajos relacionados con el sector artesano-industrial: los principales fueron la extracción maderera y la elaboración de la pez a partir de la resina de los pinos. Hoy en día estas ocupaciones y las formas de vida que llevaron asociadas han caído en desuso, a excepción de la cría de ganado vacuno, y la economía se orienta hacia las nuevas demandas derivadas del ocio.

 

Lugares e información de interés:

El patrimonio arquitectónico:

Las calles de Yésero son quebradizas, en ocasiones se deslizan bajo algún pasaje, y acaban confluyendo en la gran plaza cercana a la iglesia. Los edificios son de piedra, con fachadas enlucidas, y antiguamente estaban cubiertos con tejados de laja, técnica tradicional de la zona actualmente en desuso ante la llegada de materiales más modernos. Algunos conservan las típicas chimeneas troncocónicas rematadas con el espantabrujas y amplios solanares de dos pisos que se abren a un patio o corral interior. Aún existen varios ejemplares de casas del siglo XVIII. Sus portadas presentan dinteles esculpidos con la fecha de su construcción, escudos y otros motivos ornamentales.

Yésero cuenta con buenos ejemplos de arquitectura popular, algunos construidos con la milenaria técnica de la piedra seca, sin material de unión, que se ha transmitido de generación en generación durante siglos. Se caracteriza por la perfecta adaptación al medio, con la utilización de los materiales que ofrece la propia naturaleza: la madera y la piedra especialmente. Destacan las bordas, construcciones auxiliares de los trabajos agrícolas y ganaderos, y las casetas, que proporcionaban protección en caso de tormenta. Este tipo de construcciones son todo un legado de una forma de vida que, poco a poco, va desapareciendo pero que nos ofrece un valioso testimonio de respeto y armonía con el entorno.

El patrimonio religioso:

La Iglesia de San Saturnino

La iglesia parroquial de San Saturnino apenas conserva restos de su origen medieval, tan solo un par de ventanitas estrechas y adinteladas, en la base de la torre, cuyo arco de medio punto peraltado la emparentan con las iglesias del románico serrablés. La mayor parte de la fábrica actual corresponde a la reforma llevada a cabo en el siglo XVII.
La entrada se abre en la cara norte, precedida de una lonja con empedrado tradicional. El interior consta de una nave con cinco capillas poco profundas a excepción de la que acoge la pila bautismal, en la base de la torre. La cabecera recta está precedida por un amplio arco triunfal y a los pies se levanta el coro. La techumbre es una sucesión de bóvedas de cañón con lunetas. Es muy interesante el retablo mayor, dedicado a San Pedro.

La hermita de Nuestra Señora de las Nieves

Construida en el siglo XVII y enclavada casi en la confluencia de los barrancos de Sía y del Infierno, es un sencillo edificio de sillarejo y tejado de losa a dos aguas con nave, cabecera plana y una pequeña sacristía al norte cubierta con bóveda de cañón al igual que el presbiterio.

Según la tradición, en 1885 la Virgen de las Nieves intercedió por los vecinos de Yésero para librarles de la epidemia de cólera que asolaba las poblaciones de Gavín y Biescas. Actualmente se acude en romería el domingo más próximo al 5 de agosto, día en que se celebraba antiguamente con solemnes actos religiosos, procesiones, cantos y dances.

La Casa de la Pez

La Casa de la Pez es un edificio del siglo XVI recientemente rehabilitado. A lo largo de su historia ha tenido varios usos: consistorio, escuela, carpintería e incluso cárcel. En la actualidad acoge una exposición permanente sobre la elaboración de la pez, actividad a la que se dedicaron antiguamente los habitantes de Yésero, motivo por el cual se les conoce con el apodo de “peceros”.

A través de una serie de paneles, objetos donados por los vecinos y unos hornos construidos en el jardín posterior, se explica el proceso de obtención de la pez (a partir de la resina de los pinos), sus usos (esencialmente el marcado del ganado y fines terapéuticos y de impermeabilización) y su relación con otras actividades como la ganadería o la extracción maderera.

Fiestas y ferias:

Yésero celebra dos fiestas a lo largo del año. La fiesta “pequeña” está dedicada a San Sebastián, el 20 de enero. La víspera por la noche tiene lugar una “chera” u hoguera en el centro de la plaza del Fenero, a cuyo alrededor se concentran los vecinos y visitantes que cada año acuden en mayor número.

El fin de semana más próximo al 8 de septiembre, festividad de la Natividad de la Virgen, se celebra la “fiesta mayor”. Durante tres días se suceden una serie de actos religiosos y profanos, cuya variedad busca satisfacer tanto a niños como adultos.

Servicios:

Bar-restaurante, Apartamentos Turismo Rural Casa Camon, Luis Campo, Cuartero y Vicente Campo

Contacto:

AYUNTAMIENTO DE YÉSERO
Plaza del Ayuntamiento, s/n
22639 Yésero (Huesca)
Tfno: 974 485 172
Fax: 974 486 492
Web: www.yesero.es
Mail:

 

 

Comarca Alto Gállego C/ Secorun 35 22600 Sabiñánigo (Huesca) España

Proyecto y Desarrollo: ARAGON 21

GPI Software - Internet & Web solutions